lunes, 27 de julio de 2009

soneto en bits

I

imagina que logré terminar un soneto. empezaba con éste primer endecasílabo facilón:

mira, ven, te dedico un robotcito





después todo lo posible para convencerte de una preferencia de la electrónica sobre la literatura:

y promete alejarte de poetas

que intentan conquistarte con sus letras,


en el segundo cuarteto, mi travesía por conseguir los materiales:


entrar en la Steren ahí en el centro
buscar controladores, baterías,
extrañas resistencias y LEDcitos



pero sabrás que no pude terminarlo.



II

al igual que yo, otro ha deseado ser preferiblemente escritor que físico: mientras ernest rutherford disfrutaba de una beca en el laboratorio cavendish su preocupación se dividía en dos direcciones: llegar a un decente modelo del átomo (que logró al descubrir el núcleo) y conquistar a mary newton (cosa que también logró). Sé, gracias a B. Lovett que "...he wished one of his scientific papers were a novel so that he might dedicate it to her"

3 comentarios:

Adrián Santuario dijo...

¿y bueno, cómo has decidido bautizarlo?

Dulce dijo...

a falta de nombre, le llamaremos pequeño.
criaturita linda y frágil.

Hannah dijo...

ptff...

Yo le voy a poner como el verificador de la palabra...

HOBWAN

-me equivoque y la palabra verificadora ahora dice "cepre"-